Publicado: 24 de Octubre de 2017

Aunque el alzhéimer y el parkinson son enfermedades distintas, que afectan a diferentes regiones cerebrales, (de ahí la diferencia en su sintomatologia), comparten una enzima que impulsa el desarrollo de ambas enfermedades. 

Científicos de la universidad Emory de Atlanta (EE,.UU.), han conseguido desarrollar un fármaco que  bloquea esta enzima, la asparagina endopeptidasa o AEP. Parece ser, según los estudios con animales, que inhibiendo esta encima se puede parar el desarrollo de ambas enfermedades. Así pues este fármaco, según estos ensayos, conservan la memoria y puede tener un efecto preventivo contra el alzheimer por una parte, y por otra reducir el déficit motor que se produce en el Parkinson.